Sabado, abril 01 2023

  • Dólar Blue: $395

  • Dólar oficial: $215.54

  • Euro: $226.63

  • Bitcoin USD: $28616

El déficit fiscal de enero superó los $230.000 millones

Redacción - 23 febrero, 2023

El déficit fiscal primario creció 1100% en enero, en comparación con el mismo mes del 2022. Entre las causas, la caída de los ingresos por derechos de exportación a raíz de la sequía, y un aumento en el gasto en obra pública.

A causa de la sequía y el gasto en obra pública, el déficit fiscal primario de enero saltó a $203.938 millones, lo que equivale al 0,12% del PBI. En términos reales, los ingresos totales bajaron un 3,2% interanual, informó el Ministerio de Economía.

 

En los últimos seis meses del 2022 la cartera de Economía logró reducir de manera real el gasto público, en línea con las metas de déficit fiscal pactadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Sin embargo, un ingreso menor al esperado por derechos de exportación a raíz de la grave sequía que afecta a la producción agropecuaria, así como una aceleración de la ejecución presupuestaria de obra pública, incrementaron el rojo de las cuentas públicas.

 

El dato en sí no implica un fuerte desvío respecto de las metas pactadas para este año con el FMI, que indican que este año el Gobierno deberá reducir el déficit fiscal primario del 2,4% al 1,9% del PBI, con un techo de emisión monetaria del 0,6% del PBI. No obstante, no son una buena señal a la hora de negociar el próximo desembolso de fondos por parte del organismo multilateral, pactado inicialmente para mediados de marzo.

 

El tope de déficit hasta fines de marzo será de $441.000 millones, por lo que con este primer resultado, el sector público ya utilizó casi la mitad del margen de déficit disponible para el primer trimestre, de acuerdo con lo pactado con el Fondo Monetario.

 

La Secretaría de Hacienda informó este miércoles que el déficit fiscal primario tuvo un salto superior al 1100% en comparación con el mes de enero del año pasado, cuando el rojo fiscal registrado había sido de casi $17.000 millones.

 

Los ingresos del sector público ascendieron a $1.723.204,5, lo que refleja un aumento interanual nominal del 92,4%, por debajo del incremento de la inflación. No se registraron ingresos provenientes de las emisiones primarias de títulos públicos, mientras que la suba por el lado de los derechos de importación fue del 41,1% nominal interanual, muy por debajo de la suba de precios. Según informaron desde Hacienda, esta caída en términos reales se debe a las consecuencias de la sequía.

 

Por su parte, los ingresos tributarios vinculados a la actividad económica crecieron por encima de la inflación: el IVA neto de Reintegros aumentó un 103,3%, mientras que el Impuesto a las Ganancias acumuló una suba del 104,4% interanual. En tanto, las contribuciones a la Seguridad Social crecieron 101,5 por ciento.

 

Por parte del gasto primario, el sector público alcanzó los $1.927.142,8 millones en enero y presentó una suba de 111,2% interanual. El gasto de capital creció 151,6% nominal frente a enero de 2022 lo que refleja “el compromiso del Gobierno Nacional con la inversión pública”, según manifestaron desde el Ministerio de Economía.

 

El economista Nadín Argañaraz, director del Instituto Argentino del Análisis Fiscal (IARAF), indicó que “los programas sociales fueron los que registraron la mayor variación real positiva con respecto a enero de 2022, del orden del 160%”. “Le siguieron la inversión real directa y las transferencias de capital a las provincias, con subas del 33% y del 12,4%, respectivamente”, señaló. Argañaraz indicó que los “subsidios a la energía se quedaron con el cuarto mayor incremento, del orden del 10%”. En el otro extremo, entre las caídas reales interanuales se destacan “las asignaciones familiares con 45% y las pensiones no contributivas con un 25,8%”.

 

Entre los gastos que más se redujeron se encuentran las asignaciones familiares, jubilaciones, pensiones no contributivas y otros gastos corrientes. “Entre los cuatro aportaron casi $100.000 millones a moneda de enero 2023. En el otro extremo, el gasto que más subió fue el destinado a Programas sociales, que por sí solo insumió $123.000 millones”, señaló el titular del IARAF quien indicó que “el gasto promedio terminó aumentando $113.000 millones”.

 

Según Argañaraz, dado que el déficit primario de enero equivale a 0,12% del PBI, el Gobierno debería hacer un ajuste promedio mensual equivalente a 0,08% del PBI por los próximos once meses para corregir el desvío de enero y así cumplir con las metas del FMI.