Domingo, diciembre 10 2023

  • Dólar Blue: $990

  • Dólar oficial: $368.6

  • Euro: $391.72

  • Bitcoin USD: $43937

La Aduana detectó más de 3 mil casos de subfacturación por US$ 74 millones

Redacción - 12 abril, 2023

En lo que va del año, la Aduana detectó 3.376 casos de subfacturación. Según las autoridades, “uno de cada cuatro dólares de las maniobras estudiadas no ingresó a la Argentina en forma debida”.

Durante lo que va del 2023, la Dirección General de Aduanas (DGA) detectó 3.376 casos de subfacturación de exportaciones, por un total de 74 millones de dólares.

 

De acuerdo con los resultados de los análisis de riesgo llevados adelante por la Aduana en lo que va del año, las operaciones habían sido declaradas en US$ 227.411.185,46, lo que significa que “cerca de 1 de cada 4 dólares de las maniobras estudiadas no ingresó a la Argentina en forma debida”, precisaron.

 

Se trata de exportaciones de carne, porotos, medicamentos, azúcar, grasas, aceites, harina de carne, huesos, pieles, cueros, ajos, cebollas, aceitunas, sorgo, harina de pellet, químicos, aparatos mecánicos, pesca, merluza y expellers de soja.

 

Entre estos rubros, la mayor irregularidad fue registrada en el de grasas y aceites, que declaró 357 operaciones por un valor de US$ 20.359.934,05, lo cual representa, luego de un análisis de bases de datos y cruces de información con aduanas de otros países, una subfacturación del 44%.

 

Según el organismo, se constató en el rubro de grasas y aceites una diferencia de US$ 16.185.128,74 que no fue registrada debidamente en las exportaciones.

 

En términos porcentuales, la mayor falta corresponde al rubro de productos químicos y aparatos mecánicos que, habiendo registrado 70 operaciones por un valor de US$ 3.565.752,80, noreconoció la facturación de US$ 12.086.277,71.

 

Las operaciones involucraron “patrones de comportamiento que se replican de un operador a otro y que incluyen prácticas no deseadas como las triangulaciones nocivas y las ventas sucesivas fraudulentas”, señalaron desde la DGA.

 

Asimismo, indicaron que “las operaciones tienden a la utilización de un único (o principal) cliente, con el objeto de simular una compraventa internacional triangulada para así justificar la sustancial diferencia entre los precios registrados en la Argentina y en los países de destino de las mercaderías —la maniobra indebida resulta en una liquidación de divisas considerablemente menor”.